La inteligencia emocional y su influencia en la formación de líderes estudiantiles de la Unidad Educativa Bilingüe Nueva semilla


Emotional intelligence and its influence on the formation of student leaders of the Nueva seed Bilingual Educational Unit

 

Rita Rosario Ruiz Galarza

Profesora Unidad Educativa Nueva Semilla

 

ritaruizgalarza@Hotmail.com

 https://orcid.org/0000-0006-0322-457249

 

Recibido 15 – julio– 2016

Recibido 25 – octubre - 2016


RESUMEN                               


El presente trabajo tiene como objetivo descubrir la potencialidad de liderazgo en los estudiantes de la Unidad Educativa Bilingüe Nueva Semilla, a partir de la estimulación de la Inteligencia Emocional, logrando desarrollar habilidades cognitivas-psicomotora, las mismas que permitieron reconocer los tipos de liderazgo existentes, para de esta manera proporcionar las herramientas que permitan afianzar el problema de investigación.

Para la realización del mismo se utilizó una muestra de 30 estudiantes, se les aplicó una encuesta incluyendo a los docentes y directivos a fin de proponer una gestión metodológica para la estimulación de la inteligencia emocional y su incidencia en el desarrollo del liderazgo estudiantil.

A partir de esta estrategia metodológica se logrará obtener nuevas perspectivas para el desarrollo de la calidad de vida, aumento de la autoestima, motivación y perfeccionamiento de la personalidad, logrando mayor sensibilidad hacia el entorno comunitario, desarrollando sus destrezas y habilidades óptimas dentro del ámbito escolar.

PALABRAS CLAVE

Inteligencia emocional, Liderazgo, Estrategias

ABSTRAC
The present work has as objective to discover the potential of leadership in the students of the Nueva Semilla Bilingual Educational Unit, from the stimulation of Emotional Intelligence, managing to develop cognitive-psychomotor skills, the same ones that allowed to recognize the types of existing leadership, in this way to provide the tools to strengthen the research problem. A sample of 30 students was used to carry it out, a survey was applied including teachers and managers in order to propose a methodological management for the stimulation of emotional intelligence and its impact on the development of student leadership. From this methodological strategy, new perspectives for the development of quality of life, increased self-esteem, motivation and improvement of personality will be achieved, 106 achieving greater sensitivity towards the community environment, developing their optimal skills and abilities within the school environment.

KEY WORDS
Emotional intelligence, Leadership, Strategies

 

INTRODUCCIÓN

El trabajo se desarrolló en la Unidad Educativa Bilingüe Nueva Semilla se pretende llevar a cabo un acercamiento al análisis y reflexión de la inteligencia emocional en estudiantes del nivel secundario, donde se encuentran perfiles para liderar, pero sin una guía que permita reconocer el tipo de liderazgo que están ejerciendo, puesto que hoy en día este constructo ha tomado un papel protagónico para alcanzar el éxito, ante los inquebrantables escenarios que se les presenta en este mundo globalizado. Por tal razón, los alumnos tendrán que estar mejor preparados para ejercer el liderazgo y ser capaces de enfrentar poseer una habilidad conductiva y pericia en la forma de plantear y resolver planes de acción, aportando los mejores esfuerzos con la finalidad de encontrar los logros anhelados en las actividades escolares, puesto que una persona emocionalmente inteligente podrá afrontar mejor los desafíos hoy en día.

Esta propuesta, se estructura a partir de un marco teórico acerca de la inteligencia emocional, su relación con el liderazgo, los beneficios que genera y los inconvenientes que se presentan por la carencia de la misma. Además de ser un apoyo se orienta sobre el complejo mundo que enfrentan los líderes estudiantiles, quienes dejan fluir con total libertad sus acciones y apasionamientos guiados por ese espíritu juvenil que pretenden cambiar el mundo con sus sueños e ideales, muchos guiados por intereses personales que de cierta manera coartan verdaderas intenciones a favor de un grupo humano.

De tal manera que con este breve análisis se instaura el soporte conceptual que sustenta el planteamiento de la metodología de la investigación del estudio con un abordaje cualitativo, fundamentado en un trabajo investigativo el que se valoran los componentes integrantes de la inteligencia emocional, de acuerdo con Gadner, Goleman, Thorndike, quienes a través de sus aportes, permiten obtener las evidencias que demostrarán el planteamiento del problema propuesto.

Por tal razón, los aciertos encontrados en esta investigación denotan la

importancia de incluir a la inteligencia emocional como una herramienta de la gestión educativa para la potencialización del liderazgo escolar, quienes se convertirán en los futuros actores que deberán desarrollar un liderazgo de excelencia sustentado en una visión estratégica ética de compromiso social, para el logro de los objetivos mediante la construcción de ventajas competitivas, para el siglo XXI.

MATERIALES Y MÉTODOS

El desarrollo del trabajo se efectúa en la Unidad Educativa Bilingüe Nueva Semilla, con la recopilación de información en forma cualitativa, mediante la observación de los estudiantes, conjuntamente con la encuesta, entrevistas que determinará losresultadosyconclusionesalrespecto, así mismo los métodos utilizados como son deductivo, inductivo, descriptivo. Al final los instrumentos servirán para la homogeneización de los datos sacados de los estudiantes durante el proceso de investigación.

Durante muchos siglos el término Inteligencia ha sido aplicado para describir las habilidades intelectuales de personas ingeniosas, astutas, obedientes, sumisas, adaptables, bien educadas; sin tomar en cuenta que el ser humano desde que nace, gracias a la inteligencia, se abre a la realidad, el conocimiento, al mundo, y personalización de su conducta.

En el ámbito educativo para muchos el concepto de inteligencia estaba ligado con el rendimiento, por lo cual un estudiante obtenía buenas calificaciones siendo considerado como un ser inteligente, Gadner la define como la capacidad de resolver problemas de la vida, o la habilidad de elaborar un producto u ofrecer un servicio en un contexto cultural comunitario.

La inteligencia es una y múltiple a la vez porque es un sistema jerarquizado de procesos y estrategias cognitivas con niveles de interdependencia que corresponden a la herencia y organización cerebral, que permite el desarrollo y evolución del ser humano, además funciona integrada al desarrollo de la personalidad y de sus emociones dependiendo de factores del mundo exterior como físico, social, cultural en el cual se desenvuelven.

Una de las habilidades más complicadas de desplegar y dominar con maestría es la regulación de nuestros estados emocionales, cuya habilidad es propicia para manejar o moderar nuestra reacción ante situaciones intensas positivas o negativas. En el contexto escolar, los educadores son los principales líderes emocionales de sus estudiantes.

En la década de los 80 hallamos dos desarrollos clave en este sentido: la

Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner (1983) después modificada (Gardner, 1999) y la Teoría Triárquica de Robert J. Sternberg (1985) cuyos planteamientos constituyen las teorías de la inteligencia emocional. La hipótesis de Gardner (1983) representa un replanteamiento de las capacidades intelectuales, a la luz de una definición y de criterios fijados por el propio autor.

La propuesta de Sternberg (1985), cuyo eje es estrictamente cognitivo, se fundamenta en aportaciones tanto académicas como extra-académicas, lo que le lleva a reconocer otras dimensiones de la inteligencia. Salvando las diferencias, ambos teóricos coinciden en la necesidad de reformular el concepto de inteligencia, ampliándolo y haciéndolo compatible con los hallazgos de las neurociencias, los estudios transculturales, las aportaciones de las diferentes corrientes psicológicas e incluso las concepciones populares.

Acogiéndose en estas ideas, así como en el reconocimiento de quienes las han formulado, autores como Salovey y Mayer (1990) o Goleman (1995, 1998) han desarrollado sus respectivas concepciones de la inteligencia emocional, con la convicción de estar recorriendo un camino iniciado desde la propia psicología académica.

Existe una discusión entre los investigadores respecto si el liderazgo

es considerado como un rasgo o un proceso. Mientras el enfoque de rasgo siguiere que los líderes tienen características y cualidades innatas que los distingue de las otras personas tal como lo manifiesta Northouse (2004) para otros se distingue como un proceso donde afirman que no sólo se trata de ciertas características sino un fenómeno que depende íntegramente del contexto en que se desenvuelven.

El enfoque funcional, más cercano, concibe al liderazgo en una situación como una propiedad de la estructura grupal, antes que como atributo individual. Como señalan Cartwright y Zander (1960), en este enfoque se hallan implícitas dos ideas: primero que cualquier miembro de un grupo puede ser líder, en el sentido que puede encarar acciones que estén al servicio de las funciones grupales y segundo que muchas conductas diferentes adoptadas por distintas personas pueden cumplir una misma función.

Por consiguiente el liderazgo exige el empleo de distintos recursos grupales en una actividad coordinada, lo cual significa que el líder ocupa un lugar como participante activo en el proceso. En el ámbito educativo, el liderazgo es un acontecimiento fácil de observar, ya sea en su modalidad personal o colectiva. El surgimiento del conductor positivo puede ser fuente inagotable de provecho y recurso a utilizar en la interacción del proceso enseñanza- aprendizaje- Un alumno ejerciendo el

liderazgo en este orden, va a contribuir como modelo de aprendizaje y ejemplo de comportamiento deseado.

La vigencia del liderazgo como fuerza impulsor permanece inalterable, y por consiguiente es necesario conocer cómo operan los líderes en términos de su capacidad para influir, persuadir y motivar a sus seguidores, De alguna forma se logra a través de sus actitudes y aptitudes, sobretodo de la percepción que tengan sus seguidores.

Las cualidades que identifican al líder deben basarse en la autoridad moral; es decir a través de una causa común, el poder del convencimiento con el resto de la comunidad y consigo mismo, de tal manera que el conocimiento y la habilidad para lograr sus objetivos lo lleve a la consecución del fin común.

Para ser un líder eficaz es fundamental no olvidar jamás que todos tenemos nuestro propio mundo, cuando alguien intenta comunicar algo, lo primero que hace es construirse un mapa mental de la idea o concepto. Es función del líder reconocer los distintos estilos de pensamiento de sus colaboradores para proporcionarles el mayor número de opciones y alternativas que encajen con dichos estilos.

La comprensión puede ampliarse tanto utilizando los puntos fuertes de las personas como reforzando sus puntos débiles.Sialguiennoutilizanormalmente la visualización, estimularle a pensar mediante imágenes puede resultarle útil. Si por el contrario visualiza bien, enfatizar enriquecer esta capacidad puede igualmente incrementar su comprensión y su rendimiento en determinadas situaciones.

El paradigma humanista considera a los alumnos como entes individuales únicos y diferentes de los demás. Con iniciativa, necesidades personales de crecer, con potencialidad para desarrollar actividades y solucionar problemas creativamente. La finalidad del humanista no es gobernar sino formar a los estudiantes en la toma de decisiones en ámbitos en donde el respeto de los derechos de las personas, lo justo o injusto son cuestionables.

El humanismo (Hernández Rojas, 1998) se refiere al estudio y promoción de los procesos integrales de la persona donde ésta es una organización total que está en continuo proceso de desarrollo y la persona debe ser estudiada en su contexto interpersonal y social.

Las conductas humanas no son fragmentarias e implican aspectos naturales como el egoísmo, el amor, las relaciones interpersonales afectivas, las cuestiones éticas, los valores como la bondad o aspectos naturales físicos como la muerte, la sexualidad, entre muchos otros.

Por lo tanto desde el punto de vista humanista, la educación se debe centrar en ayudar a los alumnos para que decidan lo que son y lo que quieren llegar a ser. Tienen la idea de que los alumnos son diferentes y les ayuda a ser más como ellos y menos como los demás.

CONCLUSIONES

A pesar de todos los problemas y limitaciones, la educación de nuestro país busca nuevos caminos, inicia constantes cambios, se arriesga a nuevas aventuras, pero este tiempo de búsqueda, es lo que lleva a consolidar el tema de investigación, no sin antes afirmar que dentro de la institución es casi nulo un buen liderazgo estudiantil. Por lo tanto plantear ciertas estrategias que estimulen y permitan optimizar la inteligencia emocional para obtener un auténtico liderazgo es lo que llevará alcanzar el objetivo propuesto.

El liderazgo estudiantil que se propone es ser capaz de promover una adecuada comunicación entre sus integrantes, ser tolerantes ante las diversas circunstancias que se pueden presentar, ya que esto demostraría el buen manejo de sus emociones, cuya característica lo consideraría como un auténtico líder, ya que al dirigir a un grupo humano debe ser capaz de inculcar valores; humanos, sociales y éticos, que les permita actuar de manera diferente tanto en el ámbito escolar como social.

Cabe recalcar que la inteligencia emocional es el motor principal que permite al guía, conductor, a mover las piezas claves para demostrar su verdadero dominio, justo y sensato de su equipo en un liderazgo democrático, que busca el desarrollo permanente de sus compañeros, ya que el dominio de sus emociones es un verdadero éxito en las funciones que logre desempeñar.

Por lo tanto lo que se busca es promover y fortalecer el liderazgo a través de la inteligencia emocional, a fin de que muchos puedan reconocer la capacidad de liderazgo que poseen y desempeñar con calidad y calidez esta función tan importante en nuestra época.

Pero será realmente la escuela un espacio óptimo para desarrollar un perfil de liderazgo bajo estas características, o será más una cuestión innata?

REFERENCIAS

(CLAY LINGREN, 1978)
(Juan Antonio Mora Mérida, 2007)

(RODRÍGUEZ, 2013)

(PABLO FERNÁNDEZ BERROCAL- NATALIA EXTREMERA PACHECO, 2005)

(Gloria María Isaza-Zapata-Juan Santiago Calle-Piedrahíta, 2016)

(Ana María Fernández-Martínez- Inmaculada Montero-García, 2016)

(Rebeca Del Pino Peña -María de los Angeles Aguilar Fernández , 2013)

(Claudia Santamaría-María Oliva Sánchez,, 2011)

(Fragoso-Luzuriaga, 2015)
(Marta Ferragut -Alfredo Fierro, 2012)

(ROJAS, 1998)

 

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.